Spica: La historia de una marca excepcional

La vieja Radio Spica ST600 fabricada en plastico resistente

En este artículo comentaremos sobre la radio Spica y cómo logró beneficiarse del transistor para así desplazar a los antiguos radios que hasta ese entonces operaban a base de válvulas recubiertas por tubos con gas para evitar la corrosión.

Spica no fue solo la marca que supo aprovechar toda la revolución que se acercaba con la implementación de esa pequeña pieza llamada transistor, sino que además pudo comprender las necesidades y gustos del mercado lanzando radios como la mítica Spica ST600, que gozó de una tremenda popularidad en varios países del mundo como Argentina, Paraguay o Guatemala, en donde fue todo un fenómeno en ventas dado su elegante diseño que indicaba lujo desde cualquier ángulo, sus capacidades en cuanto a la captación de señales que eran algo complicada para otras radios de la época y como añadido, una portabilidad que era totalmente novedosa para aquel entonces.

La marca Spica se ha ganado el amor y admiración de millones de aficionados y expertos alrededor del mundo debido al punto de inflexión que supusieron estas radios cuando entraron al aquel entonces, desconocido mercado de dispositivos que podían funcionar con baterías y que no necesariamente debían tener un tamaño considerable para ser disfrutables. Es aquí en donde Spica inicia un viaje que posteriormente estaría lleno de éxitos, y todo gracias al transistor.

Radio Spica ST600. Modelo construido en plastico resistente color Rojo y Negro
La legendaria Radio Spica ST600

Sería prácticamente imposible o un descuido total de nuestra parte empezar a hablar de la marca Spica sin antes comentar sobre dos elementos importantes en todo lo que fue su origen y exitosa evolución, nos referimos a la invención del transistor y a la compañía japonesa responsable de lanzar al mercado la primera radio Spica.

La compañía que construyó las primeras radios Spica fue, la Japan Transformer Works Co.Ltd., la cual fue fundada en el 1939 y que hasta ese entonces solo hacia transformadores eléctricos, aunque más adelante en el año 1945, dicha compañía cambia su nombre a Sanritsu Electric Co.Ltd.


La Radio Spica y el transistor

Como bien decíamos un poco más arriba, es imposible hablar sobre los orígenes de la marca Spica sin hablar antes del transistor, ya que fue a partir de su invención que realmente se pudo apreciar un cambio abismal en la manera en la que los consumidores escuchaban su música o se informaban de las noticias del momento al no tener que depender más de aquellos aparatosos radios gigantescos que funcionaban a base mecanismos valvulares y que ocasionalmente daban como ‘’regalo’’ pequeñas descargas eléctricas al intentar moverlas de posición o manipularlas.

Los inventores del transistor: William Shockley, John Bardeen y Walter Brattain
William Shockley, John Bardeen y Walter Brattain , los creadores del transistor

La invención del transistor que dio origen a toda esta revolución radial se remonta al año 1947, cuando tres talentosos físicos, William Shockley, John Bardeen y Walter Brattain, pudieron crear la primera versión de esta peculiar pieza fundamental para el correcto funcionamiento de las radios compactas que se verían más adelante. Puede decirse que la invención del transistor se dio debido a la necesidad que tenía el gobierno de los Estados Unidos de crear dispositivos que no solo fuesen más pequeños, sino que también permitiesen establecer comunicación a la larga distancia.

Dicho reto fue asumido por la compañía American Telephone and Telegraph Corporation (AT&T), en donde trabajaban los tres físicos ya mencionados, dando así como resultado la creación del transistor. Las ventajas del transistor frente a los viejos sistemas valvulares eran más que obvias, ya que esta pieza aparentemente sencilla permitiría a los fabricantes como Spica diseñar radios mucho más pequeñas, con menor consumo energético y algo bastante importante, una calidad de sonido igual o incluso superior a la que tenían esos ‘’titanes’’.


El origen de una radio innovadora

El origen de la marca Spica es curioso, ya que muchos pensaría que la compañía responsable de crear estas preciosas radios ya estaba encaminada desde hacía años en el negocio del sonido, pero nada más lejos de la realidad, ya que fue la Japan Transformer Works Co.Ltd, empresa fundada en el año 1939 y como su nombre lo indica, se dedicaba única y exclusivamente a la fabricación de transformadores para abastecer a ciertas zonas de Japón. Durante un buen tiempo las cosas para la compañía se mantuvieron de ese modo hasta que en el año 1945 la empresa cambia su nombre a Sanritsu Electric Co.Ltd , expandiendo así su gama de servicios y dando inicio a lo que sería una nueva era años más tarde.

Ya en el año 1955 la llamada en aquel entonces Sanritsu Electric Co.Ltd había empezado a ver el potencial de los transistores y sus tremendas ventajas en el mundo de la electrónica, así que tras mucho estudio y planeación, comienzan la fabricación y distribución en masa de las radios Spica. La mayor parte de la producción se destinó a nada más ni nada menos que a la mítica Spica ST600, que más adelante resultó ser todo un éxito de ventas a nivel mundial.

En este punto debemos dar muchísimo mérito a lo que hizo este fabricante, ya que creo una marca como Spica, la cual entró al mercado de forma bastante atractiva y logró vender un número significativo de unidades fuera de las fronteras de Japón, algo que era bastante complicado en esos años debido al tema de la mano de obra, logística, cálculos de distribución, en fin, toda una hazaña para una empresa que se inició simplemente fabricando transformadores.   


El simbolo de una marca

Logo de tres puntas de la marca Spica. Inspirado en la aparienca

Un dato interesante sobre las radios Spica y más aún de la ST600, es que se hicieron modificaciones con el fin de avisar sobre ataques nucleares sobre suelo estadounidense si así fuese necesario. Sucede que los símbolos que vemos en el dial de estas radios cambiaron debido a que en los 50 Estados Unidos estaba en plena Guerra Fría con países que simbolizaban el comunismo por todo lo alto, por lo que en señal de apoyo, Spica modificó estos símbolos para dar a entender que gran parte del mundo se encontraba en tal situación y que se debía estar alerta.

Aunque este no fue el único cambio que se hizo al dial, ya que se agregaron las famosas frecuencias 640 Khz. y 1.240 Khz señalizadas con flechas rojas, mismas que eran destinadas única y exclusivamente al uso del ejército norteamericano en caso de tener que avisar sobre un inminente ataque nuclear. Dicho sistema se llamaba Control of Electromagnetic -ó Electronic- Radiation o CONELRAD, si queremos pronunciarlo por sus cifras y fue iniciado el 26 de marzo del año 1951 por el aquel entonces presidente de EE.UU, Harry Truman.


Un ensamblaje a prueba de fallas

El proceso de ensamblaje de las radios Spica era bueno, de hecho, bastante bueno, ya que la circuitería que se usaba en su fabricación era sencilla y no ocupaba tanto espacio, reduciendo así las probabilidades de falla con el paso de los años. La fabricación de las radios Spica fue de tan buena calidad que incluso podemos encontrarnos algunos en la actualidad que aún se mantienen funcionando a la perfección.

Parte internarna de la Radio Spica ST600. Se observa los transistor six
El sencillo pero eficiente diseño de la Radio Spica ST600

Pero esta no era la única novedad en cuanto al ensamblaje de radios Spica, porque para aquel entonces incluso se vendían kits de fabricación para que toda persona interesada pudiese armar su propia radio, eso sí, siempre que se tuviese conocimientos básicos de soldadura y algo de estaño en la mesa de ensamblaje ya se podía iniciar en ese interesante hobby. Spica sin duda pudo aprovechar este ‘’Bum’’ y no es para menos, ya que en la actualidad algunos coleccionistas guardan sus diseños personales gracias a todo el fenómeno que se vivió en los años 60 y 70.


Spica: todo un fenómeno en Argentina

En los años 60 Argentina recibe a la marca Spica, convirtiéndose al poco tiempo en un producto de altísima calidad no solo por su excelente ensamblaje, tamaño bastante práctico y diseño que aun en la actualidad es sencillamente encantador, sino también por el hecho de que en ese entonces las cosas no andaban muy bien en el país en el plano político y estas radios portátiles significaron una gran ventaja para el pueblo que en esa época se encontraba reprimido por las dictaduras de larga duración y solo confiaban en la versatilidad de las Spica para poder captar las señales de aquellos informes ‘’rebeldes’’ que se dedicaban a contar la pura verdad sobre los sucesos que iban transcurriendo en ese entonces.

Las radios Spica eran tremendamente eficaces cuando se trataba de saltarse la censura radial que imponían los gobiernos de ese entonces, tomando como ejemplo que la Spica era de las pocas radios que podían sintonizar programas populares que se enfrentaban al régimen de aquella época como el de ‘’La otra verdad’’, conducido por el ilustre Ariel Delgado, el cual podía ser escuchado con las radios de la marca en prácticamente todo Buenos Aires sin problema alguno.

Spica sentó todo un precedente en la cultura Argentina ya sea por ser una especie de ‘’mano aliada’’ durante los tiempos de dictadura, sintonizar los partidos de fútbol para escuchar como el narrador los describía de principio a fin o incluso a modo de estudio, ya que estas populares radios también se usaban para experimentos caseros debido a su facilidad de modificación o implementación a otros dispositivos de aquel entonces. Esto dio a las Spica la reputación de ser unas radios ‘’a prueba de todo’’ o ‘’todo terreno’’ debido a su facilidad de desarme y posterior ensamblaje, sin mencionar sus excepcionales capacidades al momento de captar un amplio rango de señales radiales.


Spica dio batalla hasta a la más fiera competencia

Ya para los años 70 Spica era una marca muy bien establecida en Argentina que vendía sus radios como si no hubiese un mañana, pero ojo, que no todo fue un paseíto de rosas para esta legendaria marca, ya que tuvo que vérselas con otros competidores bien rudos de la época como fueron las radios de la marca Noblex, más específicamente el modelo ‘’Noblex 7 Mares’’, el cual entro al mercado Argentino con bastante fuerza debido a su gran funcionalidad y elegante diseño que iba muy a la vanguardia con los gustos de esa época gracias a que venia en un estuche de cuero que hacia buen rejuego con el aparato en sí.  

Se lanzaron otros modelos de gran impacto como la Noblex Carina, Noblex T4 B, Noblex Fabulino NT, entre otras más que francamente dieron buena batalla, pero que al final sucumbieron ante la calidad, buen funcionamiento, encanto y sobre todo ese amor ya arraigado que el pueblo Argentino ya sentía por la marca Spica, que como siempre, terminó imponiéndose en ventas frente al resto de la competencia.


La Spica ST600, todo un icono cultural en Argentina

Si bien Sanritsu Electric Co.Ltd lanzo radios de la marca Spica muy reconocidos como el modelo ST608 o el ST711, sin duda el que cautivo los corazones de millones de usuarios en todo el mundo, especialmente en Argentina, fue la Spica ST600, que fue el modelo con mayor producción en la fábrica y vaya que acertaron totalmente en esa dedición, puesto que la ST600 es prácticamente la radio más elegante y con mejores prestaciones de la gama producida por Sanritsu y ojo, que no con esto decimos que el resto de radios Spica no tuviesen calidad sino todo lo contrario, pero es que la ST600 combino varios aspectos que enamoraron al público experto como amateur de la época.

Radio Spica Modelo ST600. Fabricada en plastico rojo y negro. Transistor Six
La Spica ST600, el modelo que se apoderó del mercado

La nitidez en el sonido, calidad en su circuitería, diseño precioso y sobre todo un amor instantáneo que originó en los argentinos, hizo de la Spica ST600 un producto que represento muy bien la cultura del país en ese entonces.

Spica ST600: Todo un portento técnico de la época

Ya para el año 1964 se había producido más de un millón de radios Spica, entre ellas el mítico modelo ST600, pero detrás de la gran aceptación por el público en general están las capacidades técnicas que tenía este producto en particular, ya que este era capaz de captar señales distantes, sirviendo de gran apoyo incluso en países como Argentina en donde hubieron largos periodos de dictadura en los que el pueblo tuvo que valerse de las ST600 para sintonizar aquellos programas radiales clandestinos difíciles de escuchar y que informaban sobre lo que estaba ocurriendo por los alrededores. 

Hoy en día la marca Spica sigue haciendo productos de excelente calidad, pero para aquel entonces realmente lo que presencio el mercado fue algo increíble y fuera de total lógica, ya que con los avances obtenidos con el transistor, la Spica ST600 logro tener elegancia, un tamaño ergonómico, pero sobre todo la potencia que tan bien recibida fue por el público.  Si nos adentramos en las ‘’entrañas’’ de la Spica ST600 podemos ver lo siguiente:

  • Cuatro pilas AA de bajo consumo
  • Seis Transistores PNP hechos de Germanio
  • Cinco bobinas 
  • Dos transformadores 

Cabe resaltar que esos seis transistores eran de la marca Toshiba, los cuales permitían captar únicamente las emisoras AM (Amplitud Modulada) ya que en ese entonces todavía no existían las radios con FM (Frecuencia Modulada), aun así esta radio hizo un trabajo estupendo. En el año 1989 la empresa fabricante de las radios Spica cambia su nombre a Sanritz Corporation, dedicándose finalmente a la producción de plásticos para paneles LCD.


Spica en la actualidad

Hoy en día podemos encontrar mediante diferentes tiendas online modelos de Spica tanto antiguos como aquellos que han sido fabricados por terceros, en los cuales podemos encontrar un diseño que, aunque moderno, no se despega mucho de la esencia de lo que fueron los míticos parlantes. 

Spica SP110 color Celeste. Nueva Generción
Radio Spica SP110 Retro Style

Otros añadidos como la tecnología Bluetooth hacen que estos parlantes sean mas atractivos para los coleccionistas que se esfuerzan no solo por armarse una colección respetable con respecto a la marca Spica, sino también por tener ciertas novedades en productos que mezclan la belleza de antaño con algunas de las funcionalidades mas comunes de los tiempos que corren.


¿Te gustó la historia de Spica?… Te invitamos a visitar nuestra tienda para que aproveches nuestras ofertas en todos nuestra línea de parlante y radios portátiles. Si querés más información podés contactarnos, te atenderemos en la menor brevedad posible.

2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *